Buscar

La gestión de residuos sólidos

La gestión de residuos sólidos en el marco de la reactivación económica después

del aislamiento obligatorio por COVID-19: ¿una nueva preocupación o una oportunidad para las empresas y el medio ambiente?



Nuestro afiliado, Brigard Urrutia, es una firma de abogados en colombia, que actualmente busca dar a conocer como las empresas deben manejar la gestión de residuos sólidos luego de la reactivación económica posteriomente al aislamiento obligatorio causado por el covid-19.

La reactivación económica ordenada y en proceso de implementación por el Gobierno

Nacional ha traído múltiples preocupaciones para las empresas de todos los sectores

económicos. Entre las preguntas fundamentales que se hacen las empresas están:

¿cómo adecúo mis operaciones y las actividades de mis trabajadores a la nueva

normalidad después del aislamiento obligatorio por covid-19 ?; ¿cómo minimizo los

riesgos de contagio del covid-19 al interior de mi organización y de cara al público en

general?

En el marco de los citados interrogantes, el Gobierno Nacional expidió la Resolución 666

de 2020, mediante la cual se adoptó el “Protocolo General de Bioseguridad para Mitigar,

Controlar y Realizar el Adecuado Manejo de la Pandemia del Coronavirus COVID-19”.

Dicho Protocolo aplica a todas las actividades económicas, sociales y sectores de la

administración pública, salvo al sector salud, y, tiene como propósito esencial minimizar

los factores que pueden generar la transmisión del covid-19.

El eje temático de este Protocolo es la seguridad y la salud en el trabajo. Respecto de

dicho eje, uno de los temas relevantes desde el punto de vista ambiental es la gestión de

los residuos sólidos. El interrogante de las empresas aquí es: ¿cómo debemos gestionar

los residuos sólidos generados en nuestras actividades y operaciones minimizando los

riesgos de contagio? y puntualmente ¿cómo debemos gestionar los residuos sólidos que

ahora se estarán generando de manera masiva y que pueden ser fuentes de propagación

del covid-19, tales como guantes y tapabocas?


Sobre este particular, el Protocolo reitera la necesidad de dar aplicación a la regulación

ambiental y sanitaria vigentes para la apropiada segregación y clasificación de residuos

en el marco de una adecuada gestión y disposición final. No obstante, algunos han abierto

la discusión sobre la posible falta de coincidencia del Protocolo con la regulación existente

en la materia. Lo indicado se refiere a que los residuos tales como guantes y tapabocas

que se generen en el marco de las operaciones de los distintos sectores objeto de

reactivación económica, los cuales se entendería conforme la regulación ambiental y

sanitaria vigente, deberían clasificarse como residuos peligrosos de tipo infeccioso o

biosanitario por el hecho de que eventualmente podrían haber sido utilizados por

personas infectadas con el virus, y, que deberían segregarse en bolsa roja y disponerse

por gestores especializados, deberán ahora, bajo el Protocolo, disponerse como residuos

no aprovechables, de manera separada, en doble bolsa negra debidamente cerrada.

Conforme la interpretación general desde el punto de vista jurídico y la posición de las

autoridades ambientales y sanitarias competentes, tanto desde el ámbito nacional como

local, lo establecido en el Protocolo se debe a que dichos residuos de tapabocas y

guantes: (i) no se están generando en actividades o instalaciones propias del sector

salud como establece la regulación; (ii) la infraestructura logística existente para la

recolección de residuos peligrosos de tipo infeccioso o biosanitarios es insuficiente en

Colombia para llevar a cabo la recolección y disposición final de los guantes y tapabocas,

que ahora se generan masivamente en otros sectores, a través de gestores

especializados; (iii) dadas las condiciones actuales, la recolección más adecuada de

dichos residuos de tapabocas y guantes debe hacerse a través de la infraestructura

logística existente para la gestión y disposición de residuos sólidos ordinarios, con

medidas especiales de manejo y protección (doble bolsa negra debidamente cerradas y

recipientes independientes).

Lo anterior plantea un gran reto y compromiso social para las empresas, toda vez que, si

no lo hacían antes, ahora tendrán que tomar conciencia de la importancia de hacer una

correcta separación de residuos en la fuente, estableciendo y actualizando sus protocolos

internos y planes de gestión de residuos y capacitando no sólo al personal a cargo de

dicha gestión, sino a los trabajadores y otros individuos que los generan dentro de sus

instalaciones.

Lo referido, con especial conciencia en el marco de la actual contingencia sanitaria, pues

el objetivo no es solamente garantizar el bienestar de su fuerza laboral de la que

dependen sus operaciones e ingresos, sino el de la población con la que tengan contacto,

incluyendo a clientes y proveedores. Pero, además, para quienes lo analizamos desde la

perspectiva ambiental, se trata en definitiva de una gran oportunidad para que las

empresas se preocupen e interesen por la gestión adecuada de sus residuos e

identifiquen incluso nuevas oportunidades en relación con los residuos que genera su

operación, lo cual derivará en impactos ambientales positivos.


Más información:https://bu.com.co/es

0 vistas

CONTÁCTENOS

Colombia

Av. Calle 100 N° 8A - 55, Torre C, Oficina 715

Bogotá D.C.

comercial@accionclimatica.net comunicaciones@accionclimatica.net

Cel. (+57) 3058196628

Chile

La Llavería, 2081, Vitacura

Santiago de Chile

directorchile@accionclimatica.net

Cel. (+56) 989069223